· 

La novia y su ramo

La fotografía de la novia con su ramo, una imagen icónica

Pocas fotografías de boda son más icónicas que la de la novia vestida para el altar con su ramo.

La imagen de la novia a solas vestida para la boda (diría de blanco, pero no todas "mis" novias se han casado de blanco) es una de las fotografías que considero imprescindible tomar en un reportaje de boda. 

 

Cuando pensamos en una boda, da igual si es civil o religiosa, todos pensamos en una novia, generalmente vestida de blanco, caminando hacia el altar de la mano de su padre y con un ramo precioso y fuera de lo común en la otra.

Incluso para alguien totalmente ajeno a nuestras costumbres que no supiese lo que es una ceremonia nupcial, al ver esta escena, intuiría que no se trata de un día más en la vida de los protagonistas.

Me gusta retratar a la novia con su ramo en su casa. Sola y sonriente. Es una forma de decir estoy preparada. Lista para la decisión más importante de mi vida. Un momento de reflexión alegre, pero en solitario, antes de lo que será el día en el que recibirá más atención en toda su vida. Una vez hecha esa foto, una vez que sale por la puerta, comienza la fiesta y el caos social que tanto nos gusta a los españoles. Nadie querrá dejar sola a la novia ni un segundo el día de su boda.

A decir verdad, el origen del ramo de novia, es cualquier cosa menos bonito, romántico o agradable. Hay varias teorías. Dos ellas, tal y como podéis ver en este artículo de Nupcias Magacine sitúan su origen en la Edad Media y ambas tienen que ver con... ¡camuflar los malos olores! ¿Quién lo iba a decir? Cuando me lo contaron la primera vez tuve que buscarlo en Google porque, la verdad, no me lo creía.

 

Afortunadamente para los fotógrafos, el ramo sobrevivió a las épocas de la mala higiene y la superstición y se ha convertido en ornamento indispensable para todas las mujeres que dan el "Sí, quiero".

Como dije al empezar, yo no me puedo imaginar una boda sin un ramo en la mano de la novia.

Las imágenes que ilustran este artículo son fotografías de algunas de las bodas que tuve la suerte de inmortalizar. Soy fotógrafo de bodas en Valencia y Alicante con estudio en Pego. Si estás interesada en mis reportajes de boda y quieres más información para poder contratar el tuyo, puedes escribirme un email a hola@jakegostudio.es, llamar al 611425314 o rellenar el formulario de la página de contacto.

 

Jake.


Escribir comentario

Comentarios: 0